La Torre de Gabia

Casa de los Benavente y Pisa

Patio central de la casa de los Benavente y Pisa por donde hoy tiene el acceso el Torreón

Si tenemos en cuenta los escritos referentes a Gabia y su Torre (anteriores al siglo XX, valga como ejemplo el relato de Francisco Henríquez de Jorquera en su libro Lugares de la vega de Granada donde dice: “Habitanla cuatrocientos vecinos en una parroquia, dos ermitas, diócesis de Granada: fue fundada por los Godos, según indicios de su castillo, ampliada por los mahometanos á quien la ganaron los Católicos Reyes, cuando la conquista del reino, despoblada después quando la rebelión de sus naturales, poblada de nuevo de cristianos por Felipe segundo, sorteando sus casas y haciendas. Es deseñorío por merced del rey don Felipe el quarto a don fulano de Tapia un Correo Mayor de Sevilla, hoy poseído de Rolando Levanto o de sus herederos, por no haber surtido efecto la primera merced. Gobiérnala Gobernador y alcaldes ordinarios, regidores añales y perpetuos y alcalde de la Santa Hermandad (1)“. Las ruinas arqueológicas existentes en los entornos de Las Gabias, con un asentamiento continuado desde al menos el periodo argárico, hacen pensar que tiene una antigüedad superior a la datación que se le ha dado. Los cambios tan radicales en las estructuras y materiales en la construcción de las distintas plantas como se vera mas tarde, también así lo aconseja.

Definir con claridad quien la construyo, la envergadura que tuvo, el uso de todos sus espacios, los avatares históricos anteriores a la reconquista que soporto, y los cambios o modificaciones recibidas en su larga existencia, solo lo podríamos saber mediante unas excavaciones profundas y rigorosas del entorno que pondría al descubierto los secretos que sin duda encierra y un estudio profundo y sistemático de los restos actuales de la construcción existente, que bien podía haberse realizado con ocasión de las reformas habidas recientemente. Yo he tenido la oportunidad de visitar la Torre en varias ocasiones durante la restauración, de forma precipitada, casi furtiva y aunque he tenido la suerte de observar los distintos trabajos realizados, me parece que ha faltado dedicación y profundización de tareas de análisis al menos en la planta baja, que a mi entender es la más interesante.

Encontrar referencias históricas directas con el nombre de Gabia, solo existe desde Juan II, en 1432, al citar como alcarria (conllevaría la existencia de una torre, o fortificación) la población de Gaviar. Desde entonces es fácil encontrar noticias de los propietarios, usos de la misma y los avatares sufridos

Más difícil resulta con los estudios actuales explicar si tuvo una función de Alcazaba plena, aunque no debemos despreciar esta hipótesis, por las referencias que hacen los Libros de Apeos de 1505, 1570 y 1572 con este nombre, como prueba de ello reflejamos estos dos ejemplos:

En 1548, en el Apeo de Gabia Chica-10, cita concretamente: “Otra haza en la Alcazava de Gaviar, que la tenia Alonso Exeda, vecino de…. esta vacía”.

En 1548, en el Apeo de Gabia Chica-10, cita concretamente: “Otra haza del acequia de Alcazava, de tres marjales, alinda con Hozmi, e de la otra parte el Alguacil”.

Es incuestionable que la edificación existente pertenecía a un conjunto de mayores dimensiones (2), este comentario viene avalado por la fotografía de inicio de este trabajo, donde podemos apreciar ópticamente como existen diferentes colores a distintos niveles, cromática mente diferenciados por la exposición a la intemperie o no, con lo que nos hace pensar que anteriormente este lienzo de torre estaba tapado, por otras construcciones. Si analizamos detenidamente las fotografías, podemos apreciar los indicios dejados por las mismas, pero mas concretamente en la de la derecha y la de abajo, se diferencian claramente al menos tres estructuras diferenciadas que en un tiempo debieron estar adosadas a esta Torre, una primera en la parte baja donde se aprecia como hemos dicho, un encastre sobre los bloque de piedra de la mitad de un arco (90 grados), que bien podía ser el soporte de una escalera sobre el construida. Un segundo arco completo, (ya en la fotografía de abajo) en el lienzo norte de la Torre, a media altura, quizás para soportar una estructura abovedada de ancho similar a esta, que tendría su parte mas alta al nivel del suelo de la planta primera, (aproximadamente a cinco metros del suelo) y una segunda construcción encima, que terminaría como se puede apreciar por el cambio de color a la altura del suelo de la segunda planta (diez metros), de forma recta y que serviría para el transito y defensa del conjunto.

Este dato por si solo, desvirtúa los estudios realizados de la Torre como un elemento aislado y cuestiona los resultados que han querido introducir en la entidad y significación de la misma (3), los historiadores del siglo XX

La torre esta situada en el limite occidental de la Vega de Granada, en el comienzo del secano, en un pequeño otero, que se adentra en el cause originario del río Dilar, a una legua de Granada, hoy circundada por casas, que la sitúan en el centro del pueblo, en la plaza del Fuerte. Pero que en su origen debía estar rodeada de una superficie pedregosa de carácter volcánico, de un color rosa pálido si esta expuesta a las inclemencias del tiempo, pero mas oscura tirando a roja si esta protegida. Cercana a un cruce de caminos histórico como veremos mas adelante y rodeada de una leyenda popular muy arraigada en la población, que estaba unida mediante túneles con las ruinas del edificio romano tardío, (Siglos IV-V, aunque con restos arqueológicos mas antiguos) denominado popularmente como “Mina-Toleo”.

Algo de esta leyenda debe haber de verdad, pues me cuentan vecinos de la calle Marañona como ciertos (4), algo que parece insólito, en una ocasión se perdió un cerdo del corral de una de las casas próximas a la torre y lo oían bajo el suelo, correr y gruñir durante bastante tiempo.

En un libro sobre Churriana aparece en la pagina Web de este Ayuntamiento, al tratar los baños árabes de agua fría y caliente existentes en esta población dice lo siguiente: “Desde las naves subterráneas de los baños surgen tres galerías. Una de ellas se comunicaba posiblemente con la antigua Alcazaba, que en la actualidad es la plaza del Ayuntamiento; otra en cambio, contaban que se encaminaban hacia la Alhambra y existía una tercera que era la salida secreta, para cualquier tipo de emergencia”.

Mas de una reflexión he realizado sobre si el castillo con su torre, pudiera servir de deposito de agua para el suministro de presión a las tuberías de plomo existentes en “La Mina Toleo”, encontrar un lugar para este menester, se hace imprescindible, aunque con las excavaciones realizadas hasta el momento en uno y otro lugar, nos resulta imposible determinar, la funcionalidad de las mismas.

Esta muy extendido el convencimiento de que fue Muhammad III, (1301-1308) quien mando edificar esta torre, como una de las cinco que construyo.

No he encontrado ninguna referencia a este hecho y estoy convencido que no tiene fundamento atribuírselo a este monarca, ya que sabemos con seguridad las que mando construir: La de Benaxalar cerca de Alhendin, Dilar, El Padul y La Malaha, con la idea que sirvieran como refugio temporal a los agricultores de las algaradas cristianas. Además si este monarca fuera el que la mando construirla, estaría recogido en los yesos mas antiguos de la Torre el lema de la dinastía Nazari, como se repite en monedas, o en los palacios de la Alhambra, en alguna de sus dos versiones: “Solo Dios es vencedor”, o bien la mas tardía de “No hay vencedor sino Dios”, en cambio como hemos visto, en esta torre se recogen dos lemas distintos en las arcos de las alacenas de la escalera de comunicación entre plantas, el de la planta primera a segunda: “La Gloria eterna y el reino duradero” y el de la planta segunda a la tercera: “Para ti la salvación- Para ti la gloria eterna”. Este cambio de lema y como podemos apreciar en las fotografías, el cambio de decorado, uno mas tosco que el otro, aunque los dos de gran belleza, nos hacen pensar que son de épocas distintas como se puede ver en la fotografía de este capitulo. También hemos apreciado que donde están recogidos estos últimos lemas o leyendas es en estampas de la Torre de las Gemelas del Alhambra, con signos parecidos a los estampados en la Torre De Gabia, pero con una calidad epigráfica de menor y se observa claramente que no esta realizada sobre la propia estructura, sino mas bien parece una chapa de escayola encastrada en la pared de la sala. También aparece reflejado en la planta primera de la Torre de Gabia el lema Nazarí en algunos de los yesos de menor calidad, que bien se pudo añadir en alguna de las múltiples reformas habidas a lo largo de su historia, pero en ningún caso son los signos más representativos de la ornamentación como ocurre en La Alhambra.

Los dos castillos de Granada

De la configuración del castillo que acompañaría a la torre poco sabemos, solo he encontrado este grabado que vemos mas arriba de dudosa identificación, aunque personalmente creo es autentico, con tres torres mas pequeñas y lienzos de murallas aun en pie. El resto de las construcciones estarían al noroeste de la actual, se observa que la parte de la muralla que pega al sur, esta destruida, como podemos apreciar en el siguiente gravado de 1741, según Álvarez de Colmenar en Anales de España y Portugal, titulado “Los dos Castillos de Granada” y como se puede apreciar en el mismo, el fondo corresponde a Sierra Elvira y con la orientación del grabado este castillo de la izquierda solo puede ser el de Gabia la Grande.

Como podemos apreciar en la foto siguiente, la Torre de Alhendin tiene en sus esquinas una estructura de ladrillo y argamasa, que nos indica un inicio de construcción más pobre, no se nota decoración en su interior, aunque tiene más metros de fachada que la de Gabia, su estructura es diferente y es menor el grueso de los muros que quedan, la impresión a simple vista es que tiene menos antigüedad, el tipo de construcción casi se confunde con las casas que la rodean. Esta ubicada a la espalda de la Iglesia de Alhendin, resguardada la parte Sur-oeste por un cortado natural. Del resto de edificaciones o murallas que tendría la torre, no se encuentra indicios visibles en los alrededores.

Como hemos dicho antes, los escritos referentes a Gabia del siglo XIX para atrás, definen el origen Godo (5)  de nuestra población precisamente por la Torre, dándole una antigüedad a la misma de los primeros tiempos de la dominación musulmana que luego se pierde, (seguramente por intereses académicos de casamiento de datos que necesitarían para ubicar en Granada las primeras construcciones musulmanas).

Conviene conocer que la Torre de Gabia fue declarado Monumento arquitectónico artístico por R.O. de 6 de Julio de 1922, junto con El Alcázar Genil, El Puente de Pinos, las murallas del Albaicín y de la Alcazaba, con trece de la provincia de Granada que se aprobaron ese mismo día, mucho antes que edificios tan singulares como, la Ermita de San Sebastián, ruinas del Puente del Cadí y el Hospital Real etc., estando además, entre los cuatro primeros reconocidos en las poblaciones de la provincia.

Determinar el uso, la interrelación con la vega, como ha influido en el desarrollo histórico a lo largo de los primeros tiempos de su existencia, como se le llamo antiguamente, etc., son preguntas que nos hacemos constantemente, pero parece aventurado hacer conjeturas con los conocimientos actuales y darle respuestas con garantías mas difícil todavía, pero nuestro intento, viene determinado por el deseo de avanzar en el conocimiento de los datos históricos, e interesar a otros estudiosos a profundizar en ese conocimiento y fijar posiciones mas concretas.

Si conocemos al menos una función defensiva, relatada por los historiadores encargados de contarnos la conquista del Reino de Granada, nos relata Fernando del Pulgar (6) que en la entrada hecha por el rey don Fernando en la Vega de Granada el año 1484, después de arrasar los contornos de Alhendin, “quemo las casas de la Marbala (La Malahá) y de Gabiar y Autoria y Goxar (Gojar)”.

Según un manuscrito árabe anónimo (7), en la entrada hecha por el monarca castellano en 1490, al mismo tiempo que se apoderaba de las torres de la Malahá y Alhendin, mando derribar la de Gabia.

En la vega de Granada existían gran numero de torres fortalezas, hoy todas destruidas, menos la de Gabia, encontrar las razones de porque solo subsiste ésta, (si entendemos que la donación realizada por el Rey Fernando Al-Zagal, fue un acto voluntario, no determinado por el azar, para pagar servicios prestados), definiría la importancia dada a la misma por unos y otros. Mucho más, como veremos mas adelante, al manifestar la importancia que la Torre

En el libro de Apeos de Gabia la Grande de 1570 pertenecía a Doña Maria Zagal, en 1572 pertenecía al cristiano viejo Mansilla, vecino de Granada, que posiblemente se la adquirió a la anterior, aunque nos plantea serias dudas porque los moriscos tenían prohibido la venta de los bienes inmuebles, salvo que como esta señora era descendiente la familia real nazari, tuviera como habían hecho otros miembros de la misma, autorización para ello.

Entre los siglos XVII y XVIII Sebastián Garcia de Benavente tomó a censo a redimir, por una cantidad de 4.400 reales de vellón El Fuerte que entonces se encontraba en manos del Abad y Canónigos de la Abadía del Sacromonte de Granada.

Sebastián Garcia de Benavente que pertenecía a una familia arraigada en Gabia la Grande a su muerte en 1739 deja nueve herederos o propietarios de la Torre ó del Fuerte, compuesto por dos casas y la torre, cargado con el censo a favor de la Abadía del Sacramonte, se encontraba en muy mal estado y como, las economías de los herederos no eran parejas, se pasa a donar a Don Tomas Garcia de Pisa, su pariente y copropietario según un documento de 16 de Abril de 1939. (APG; Gabia 1937, Escribano A.P. de Martos, folios, 74 y 75) Y en esta familia permanece hasta la cesión al Ayuntamiento de Las Gabias.

Balat al-Gadir (8).-

En el Libro de Habices de 1505, al definir las fincas y heredades de Gabia la Grande (anotación 192) se lee lo siguiente: “Otra haza en Gaviar, tienela Gonzalo Albergi, de Gaviar la Chica de dos marxales en Balatalgadir (Balatal- Gadir) esta arrendada en noventa maravedíes al año”.

Debemos conocer que uno de los nombres que durante algún tiempo (siglos X, XI, XII, XIII Y XIV) tuvieron los entornos a las poblaciones de Gabia, fue Al-Balat, si tenemos en cuenta las connotaciones que recientemente se han descubierto, respecto del significado de “al-Balat” en tono genérico, debemos pensar que debía existir al menos en este entorno, un camino o calzada de cierta importancia, el vado de un río y una fortificación para dar protección a estos elementos fundamentales. Debemos añadir en este caso, una cualidad más de las reseñadas por los libros consultados, para Balat al Gadir. (Gadir, en este caso, creo quiere referirse al camino antiguo o viejo. Aunque para Gadir se contemplan otras formas de interpretarlo, desde una perspectiva árabe, lo consideran como un participio “poderoso” usado alguna vez como titulo de investidura, pero sobre todo como nombre compuesto Abd Al- Gadir y se refleja como un topónimo. Pero también hay otros estudiosos que consideran esta palabra Gadir como originaria del pueblo Púnico-Cartaginés y quiere decir “recinto amurallado”).

Granada desde las Gabias

Observar en la pintura, el camino por donde circulan los viajeros está al otro lado de la Vega, en Gabia.

Los dos primeros elementos están aun presentes, aunque algo desdibujados con las transformaciones de las infraestructuras modernas, el tercero, la Torre o fortificación que debía llevar parejo este conjunto, es lo que queda en el aire con la datación realizada por Torres Balbas, salvo que, como su estudio era somero, no contemplara la posibilidad de fortificaciones en tiempos anteriores. Aunque debemos pensar, por sus trabajos (participo en la puesta a punto del monumento de la “Mina Toleo”) que conocía los antecedentes históricos de la población. Personalmente creo no visito la torre, los dibujos que recoge en sus artículos, son de un colaborador y en el primero de ellos, publicado en la revista Al-Andalus el año 1953, deja sin recoger la carta de Juana la Loca, (donde se describe claramente la importancia de estas defensas) rectificando años mas tarde, en la misma revista, por indicación de un catedrático granadino que le hace llegar dicha carta.

Ahondando, sobre las referencias en los libros de Apeos y Repartimientos de Las Gabias a Al-Balat recogemos los siguientes relatos: “Yten tienen los suso dichos otra haza de nueve marjales poco más o menos que dicen Fadin Balat en el pago Majar Albornos que alinda de la una parte con el camino que va a Gaviar la Chica a Granada e de la otra parte con el río de Dilar e tiene unas estacas de olmos puestas. (Libro de apeos Gabia Chica 1572, Catalina Canaus)”. “Yten más tiene en el dicho pago de el Alcanzaba de cinco marjales poco mas o menos que alinda de la una parte con hazas de Diego Yacen e de la otra parte con hazas de Juan vecino de Alhendin”. (Libro de Apeos Gabia Chica, Don García Ponce de León)

En la Alpujarra, las aguas eran conducidas desde las fuentes hasta balsas o “balates”, donde se recogían, para luego repartirlas en tandas o dulas dentro de cada pago, que se dividían las alquerías, teniendo en cuenta la calidad de la tierra, la existencia o no de balsas y reservas en su interior, e incluso el momento del día o de la noche en que se producían los repartos. Cabe señalar para encontrar la adecuada definición de este topónimo que, es frecuente en los vocablos estudiados, encontrar en esta zona de Granada parecidos significativos con las Alpujarras granadinas.

También es frecuente, la utilización en toda la vega de Granada del termino balate, como elemento para diferenciar la altura entre heredades y en menor medida para la separación de hazas.

La Torre de Gabia indicios de construcciones anteriores

Podemos observar cortes cromáticos en la Torre debido a construcciones anteriores

El Torreón, detalle de los diferentes tipos de construcción.-

Como puede apreciarse en la fotografía y como se vera mas adelante, los materiales y elementos constructivos empleados en la construcción de la Torre son bien diferentes. Encontrar las causas de porque se utilizaron materiales tan diversos y con un valor de elaboración tan distinto, tanto en los elementos estructurales como de embellecimiento externo e interno, nos mueve a pensar que la misma se realizo en épocas distintas, o bien, por necesidades de urgencia hubo que acelerar el proceso constructivo con objeto de cumplir la misión para la que se pensó. Y porque no pensar, que la torre actual no es una reconstrucción de otra anterior, como ocurre en muchos pueblos y ciudades de nuestro entorno. Cualquiera de estas variantes contempladas u otras que se quieran plantear pueden ser en principio validas. Encontrar la solución no parece tarea fácil, mucho menos cuando eruditos tan destacados como el arquitecto y arqueólogo Torres Balbas (9), creo sinceramente sin un estudio profundo, (a tenor de lo publicado por él en la revista Al-Andalus) como del siglo XIII y este dato ha calado hondo en los habitantes y estudiosos de nuestro pueblo, que les hace despreocuparse de la datación histórica de este monumento.

De la época señalada por Torres Balbas, no existe en Granada ningún edificio ni restos arqueológicos que utilice para su estructura de exteriores, piedra labrada como la existente en las cuatro esquinas de la planta baja de esta torre.

Solo los restos del Puente del Cadi (10), construido precisamente con piedra arenisca de Gabia, es el único donde se utiliza materiales en piedra tan elaborados y sin lugar a dudas, su construcción fue en el siglo XI.

La Torre tiene en la actualidad tres plantas, de cinco metros de altura cada una, lo que hace una altura total en estos momentos de 15m., aunque sabemos por una Real cedula, conservada en el archivo del Ayuntamiento de Granada (Libro l de Reales Cedulas y Provisiones fº 110) y que a continuación recojo, originariamente tenia una planta mas, es decir 20 metros de altura, como podemos apreciar en el texto siguiente:

Carta para que Pero López Zagal (11)

“Derribe la torre de Gabia que le fue fecha merced lo que fuere menester para cámara. Burgos 27 octubre de 1506.

Doña Juana por la Gracia de Dios reina de Castilla… etc. A vos el que es o fuere nuestro corregidor o juez de residencia en la nombrada e gran ciudad de Granada o al nuestro alcalde en el dicho oficio o a cada uno de vos a esta nuestra carta fuere mostrada salud y gracia. Sepades que por parte del corregidor justicia regidores veinte y quatros cavalleros oficiales y omes buenos desta dicha ciudad me fue fecha relación por su petición diziendo que el Rey mi señor e padre por una cedula hizo merced a Pero Lopez Zagal de la Torre del alcaria de Gavia la Mayor con sus plaza e pertenencias para en que fiziese una casa e diz que la relación fecha por el dicho Pero Lopez al dicho Rey mi padre no fue verdadera en cuanto avia dicho que la dicha torre estaba derribada e no fuerte e hera sin perjuizio de tercero porque la verdad hera que la dicha torre estaba sana e fuerte e con cuatro bobedas e porque estando en persona particular podía ser que en algún tiempo la dicha cibdad e sus alcarias e vesinos della recibieran mucho daño lo cual seria estando la dicha torre en poder de la cibdad de Granada porque que las otras cosas della de que fue fecha merced a esta ciudad por el Rey mi señor e padre e por la Reyna mi madre que santa gloria aya hizieron merced a esa dicha cibdad de todos los castillos fronteros torres e atalayas que avia en sus términos e jurisdicciones con sus anexos e rentas para sus propios della entre las cuales estava la dicha Torre de Gavia por lo cual diz la dicha merced avia sido e hera en mucho perjuicio de esa dicha cibdad.

Por ende que me suplicavan la mandase revocar e dar por ninguna a amparar en la posesion de la dicha torre a esa dicha cibdad como cosa suya propia o como la mi merced fuese. Lo cual visto por los de mi consejo que deviamos dar esta mi carta en la dicha razon e yo tovelo por bien. Porque vos mando que luego que con esta carta fueredes requerido contrinays y apremieis al dicho Pero Lopez que abaxe e derribe la dicha torre todo lo que fuere necesario por manera que no quede fuerte ni della se pueda hacer daño ni perjuicio a esa dicha ciudad ni a sus alcarias ni alos vecinos della y mando al dicho Pero Lopez e sus herederos e sucesores que lo que asi se derribare e deshiziere de la dicha torre no lo tornar a hazer agora ni en ningún tiempo que sea so pena de perder cualquier derecho e acción que a la dicha torre tengan e por el mismo caso sea publicada para los propios de la dicha ciudad e los unos ni los otros no fagades ni fagan ende al so pena de la mi merced e de diez mil maravedís para la mi cámara e casa uno de vos que lo contrario fiziere. Dada en la noble cibdad de Burgos a veinte e siete dias del mes de octubre año del nacimiento de nuestro salvador Jesuxpo de mill e quinientos e seis años. Licenciado Mexia. Doctor Carvajal. Licenciado de Santiago. Licenci1ado Polanco. Doctor de Ávila. De Sosa licenciatus. Yo Bartolome Ruiz de Castañeda escrivano de camara de la Reyna nuestra señora la fizo escrivir por su mandado con acuerdo de los del consejo. E a las espaldas de la dicha provision de su magestad estavan escritos los nombres siguientes.

Registrada Pero de Laguna Castañeda, Chanchiller.”(12)

El documento nos informa claramente de que la torre de Gabia la Mayor tenia“cuatro bóvedas”, es decir, otras tantas plantas abovedadas, de las que subsisten las dos inferiores. Cumpliendo la orden de doña Juana, poco después de 1506 se demolería el piso más alto de la torre y la bóveda del siguiente, sustituida ésta por una armadura horizontal de madera análoga a la que hoy existe. Desconocemos si la terminación originaria seria en azotea como hoy, o bien, disponía de otros elementos constructivos, almenas etc., no menciona nada sobre las construcciones anexas a la torre, ni los terrenos dependientes de ella, que sin lugar a dudas poseía. Solo evidencia la preocupación que tienen los nuevos conquistadores por que la torre no este fuerte, ante el temor de las acciones que pudieran emprender contra Granada sus poseedores, seguidores y afines, como había ocurrido según señala la carta durante los últimos tiempos de la dominación musulmana.

Sabemos por la intervención realizada recientemente para la restauración de dicha torre, que la entra originaria de la misma se realizaba por la planta segunda, precisamente por donde se encuentra la ventana de esta planta, se descubrieron en el resanado de la misma escalones de acceso, por lo que el conjunto debió estar rodeado de murallas del al menos 10 metros de altura, así como otras torres de menor porte (esta debía ser la del homenaje). He comprobado que el acceso de la planta baja desde el exterior, es un reformadode época indeterminada, pero tardía. El acceso actual a la planta primera (como se puede comprobar por la falta de arcos originales existentes en el resto de la torre, además de un ancho de escalera desusado para este tipo de construcciones) es plano y debió realizarse en la época de construcción del edificio adyacente en el siglo XVIII.

Este dato nos parece muy interesante y nos lleva a pensar en la envergadura dela Alcazaba de Gabia (13) y sus construcciones defensivas. A mi parecer, debió disponer originariamente como todas las alcazabas de distintas zonas, aljibes o pozos, aseos o baños, viviendas para la población, la guarnición defensiva y del gobernador, una pequeña mezquita o lugar de oración, comercios, etc.

En el análisis que he realizado sobre la envergadura o alcance del dimensionado de este recinto defensivo, he llegado a la conclusión que debía llegar hasta la calle Molinos o donde estaba el pilar de la Churra (14), aunque solo por intuición inducida (15), ocupando toda la manzana que esta definida por la calle la Marañona, calle Molinos, calle la Cuesta y la Torre, que tendría funciones de homenaje (16). Aunque la situación actual, nos llevaría a pensar en una orientación hacia el oeste, ocupando lo que hoy es la plaza del Fuerte, pero no tiene sentido precisamente por la dirección de la muralla en la ventana del este.

Las dimensiones son considerables, el cálculo estimado a priori estaría alrededor de los 10.000 metros cuadrados, con lo que estaríamos ante una alcazaba de gran envergadura, superior a las que conocemos, si exceptuamos la de Granada y Málaga.

Planos planta baja y primeraPlano 2º planta y perfiles de la Torre

Planos de  planta y alzado del la Torre de Gabia la Grande

Descripción de la Torre de Gabia.-

La torre de Gabia es de planta rectangular, cuyos lados miden 8 y 11 metros respectivamente, sus muros son muy gruesos superior a los 2 metros en la planta baja y creo están construidos sin cimientos, que van perdiendo grosor conforme suben las plantas, pero siempre de una robustez y fortaleza que impresionan. El revestimiento exterior de estos últimos, (salvo las cuatro esquinas de la planta baja que están construidas con piedra perfectamente, labrada, de distintas medidas) están realizados con materiales de acarreo fundamentalmente de arena y piedras del río Dilar apisonados tipo tapial, con una estructura de apoyo de mechinales para la subida de los mismos y el agua necesaria, para fortalecer y darle resistencia a las continuas tandas empleadas y creemos que sin mas aditivos (17). La estructura interior de los muros que sustentan las bóvedas está realizada en piedra arenisca de Gabia.

El arranque de las bóvedas como hemos podido apreciar recientemente con ocasión de la reforma, llevada a cabo para la consolidación de la torre, una vez en propiedad del Ayuntamiento (18), son de medio punto, parecidas a la de la planta baja, con piedra arenisca de Gabia sin labrar, algunas piedras rojas volcánicas existente en las proximidades de la Ermita y eras adyacentes y muy pocos restos de ladrillos.

La planta inferior o baja, al nivel de las calles inmediatas, actualmente sin comunicación con las restantes, pero que originariamente disponía de una piquera cuadrada de aproximadamente un metro de lado, que la comunicaba con la primera planta, (sellada con ladrillos por la parte inferior y en el piso de arriba con azulejos que se antojan de filiación gótica, posiblemente reutilizados en una de las reformas habidas (19), como podemos apreciar en las fotos). En la actualidad dispone de una entrada independiente desde el exterior, pero la planta baja originariamente no disponía de esta entrada lo demuestra la estructura del arco de la puerta existente actualmente, que es de ladrillo, inconexo a la bóveda que atraviesa las dos pequeñas salas por el centro. Las bóvedas de esta planta se asemejan en su construcción a las del castillo de Almuñécar, sobre todo en la crucería de las mismas y el tipo de material empleado.

Creemos por el material utilizado en el revestimiento interno de los muros de estas dos naves (como se puede apreciar en la foto), pudo utilizarse en su día como aljibe, para este menester de sacar agua debía utilizarse la piquera existente, como ocurría en multitud de casas de Gabia antes de la llegada del agua corriente, aunque estas se realizaran siempre por debajo de los niveles de calle, por la necesidad de llenado que se hacía con las dulas de las acequias próximas. No hemos encontrado la entrada de agua necesaria para su llenado, aunque fuera de lluvia, este inconveniente no hace improcedente la hipótesis, ya que en las reformas realizadas en la Torre pudieron tapiar el acceso de la misma.

Si esta planta no se utilizaba para suministrar agua a la Torre, habría que buscar la utilidad de la misma y la ubicación del aljibe en otro lugar próximo, que bien podía esta en el exterior del costado norte, o bien en el patio de la casa actual, aunque me inclino por la hipótesis de que el almacenamiento de agua estaría dentro de la misma Torre, ya que es frecuente que en estas torres de homenaje, serian capaces en sí mismas de aguantar asedios prolongados, aunque el reto de defensas estuvieran en poder de los atacantes. Otra hipótesis que no convendría descartar sobre la necesidad del suministro de agua, tan necesaria sobre todo en los tiempos de asedio, es que, la envergadura del castillo llegara hasta la calle Molinos, tan cercana a la Churra (20), y existiera un pozo o nacimiento de agua dentro del castillo. Las distancias de unos doscientos metros no lo hacen inviable.

Este relato que se recoge a continuación nos reafirma en que esta planta no tenia originariamente salidas al exterior: “sus muros exteriores son de más de dos metros de ancho, como hemos dicho y comprende dos estancias alargadas.

Cubre la primera y más estrecha una tosca bóveda de medio cañón agudo, que en la parte central donde ambas se comunican, penetra otra para formar una bóveda por arista. La del interior, muy irregular, es sensiblemente escarzana. Careciendo ambas estancias de huecos de luces (21)”.

Detalle yesos arco primera planta

Detalle arco de la alhania de la primera planta del Torreón una vez restaurado.

Planta primera: se llega hoy por una escalera desde una casa moderna del siglo XVII, arrimada a la torre, creemos que tampoco estaba originariamente, pues se aprecia un rompimiento del muro de entrada sin bóveda, no correspondiente al tipo de edificación originaria. Su disposición es parecida a la descrita anteriormente, pero con sus dos naves de más amplitud, por reducirse el grueso de los muros, quedando cortadas en su parte central por otra perpendicular, en forma de cruz. Cubriéndose las tres con medios cañones. Al tener aquellas los arranques más bajos que los de la última, dan lugar a lunetos. En los testeros de la nave trasversal hay arcos de herradura ligeramente acusada, con arquivolta de gallones (22), apeados en dos medias columnitas de yeso, de estilo granadino, como los usados en la Alhambra y el Generalife, aunque menos esbeltos y de factura más arcaica. El arco del testero de levante, en el fondo de un nicho que cobija un poyo de fabrica, es ciego, pero en el de enfrente, se abre un balcón relativamente moderno que da a la plaza del Fuerte, para cuya apertura se rompió la decoración, formada por un friso de mozárabes y una faja de inscripción con letra árabe cursiva bajo él.

La nave de la derecha, según entramos de desde la escalera anexa a la casa, al fondo, justo debajo del hueco de escalera, (como se puede apreciar en la foto adjunta) un habitáculo, unos diez centímetros más alto que el suelo de la planta, que bien pudiera parecer el lugar que ocupan en las mezquitas los que dirigen la oración ó mirhab (23) nunca por sus dimensiones podría ser un lecho, como nos indican otros autores y la creencia popular, también se puede apreciar que el arco exterior está destrozada la decoración y sabemos por otros autores que por la visita realizada por Carlos V, se rompió la decoración de este mirhab. Aunque desconocemos su uso, parece trascendente conocer el fin de este pequeño espacio, ricamente adornado (como ocurre con los dos arcos ciegos de la escalera) con arco de gallones y arquivolta de lóbulos y la mitad de la circunferencia que forma con el diámetro del mismo, embellecida con grabados de yeso en figuras geométricas perfectamente ejecutadas que recuerdan otras de época califal.

También el encuentro del suelo con la nave esta rematado con mamperlanes en arcilla de un espesor desusado revestidos en verde botella de una manufactura perfecta, la tabica restante, en azulejos iguales a los usados para el cerramiento de la piquera. Estos debieron ser aprovechados de los derribos o reformas de otras plantas para el cierre de la piquera antes descrita, ya que el suelo actual es de ladrillos, salpicado con unas losetas de unos cinco centímetros de lado con dibujo de hojas en verde parecidas a las existentes en las esquinas de estos azulejos de anillos melados y pardo oscuros que se cortan, prolongándose unos en otros o están tangentes. El fondo de estos azulejos es blanco y las esquinas y los huecos de las intersecciones que aquellos determinan se decoran con hojas digitadas verdes, pardo oscuras y meladas. El dibujo de los anillos es de filiación gótica, pero las hojas derivan del arte hispano musulmán.

Azulejos

Distintos tipos de azulejos que existían en el suelo de la primera planta

La escalera que sube a la segunda planta, es de gran importancia desde el punto de vista decorativo, no es frecuente encontrarse este tipo de decoración en una torre defensiva como quieren que veamos.

Según se entra a la izquierda del arranque de la escalera hay una alhania (alacena), de cuarenta centímetros de profundidad, el arco de medio punto tiene de altura dos metros y de ancho un metro treinta centímetros, siendo de un metro las cañas de las columnitas embutidas en las impostas que lo sostiene, con gallones y arquivolta de lóbulos, repisa formada por una gran moldura de madera y decoraciones geométricas de diversos tipos y otras de un carácter más floral, grabadas en un revestido de yeso, todo de bella factura y disposición, como se pueden apreciar en las fotos.

A los lados del arco agallonado con adornos en yesería en las enjutas, tiene inscripciones en el recuadro en letra que se nos antoja Nasji, con un lema repetido tres veces en cada uno de los lados, este podría ser “La gloria eterna y el reino duradero (24)”. El lema que Muhammad III adoptó fue al-Mustakfi billah (El que se satisface con Alá), anotamos esto último porque la creencia general es que fue este monarca el que construyo la Torre.

El arco antes descrito, dispone en el centro del mismo, en la unión de la inclinación contraria de los lóbulos de uno y otro lado, de una Flor de Lis (25).

Este arco con diferencia, es el mejor conservado de todo el monumento, aunque como podemos apreciar se encuentra ennegrecido, posiblemente por humos, que dificultan ver los colores originales existentes, en algunos lugares se aprecian restos en tonos púrpura y oro, creo de los mismos colores que se sacaban de Monte Vive, como se aprecia en la fotografía siguiente.

La utilidad de esta alhania (alacena) según algunos autores, podría ser la de depositar las armas antes de entrar en la estancia descrita. A partir del nicho ó alacena que acabamos de describir, y en todas las paredes de esta amplia escalera, hay gran variedad de adornos, cuyos dibujos grabados en hueco, consistente la mayoría en combinaciones geométricas.

Detalle yesos del Torreón (2)Recorte yesos antiguos Torre de Gabia

Elementos decorativos en yeso de la Torre de Gabia la Grande

Otro elemento diferenciador encontrado una vez restaurada la Torre es, los colores que adornan algunos de los grabados de yeso, como se puede apreciar en la fotografía anterior, que usan el rojo y gualda, cuando en la Alhambra es fundamentalmente el azul marroquí el que impera y no he apreciado en visitas realizadas recientemente, que estén recogidos los colores del Torreón de Gabia. A mi juicio, son los que he sacado de Monte Vive.

La bóveda de la escalera es de medio cañón en bajada; una esquifada cubre la meseta o descanso que hay al final del tramo. Por los restos de encuentros de estructura y los distintos tipos de decoración de este tramo de escalera, habría que conjeturar modificaciones de trazado o bien reparaciones de gran alcance en la estructura de la misma. Baldosas rectangulares de barro, del siglo XVI, forman la solería de los peldaños, estos tienen mamperlanes o alisares vidriados en verde aunque no en todos los escalones, parecen reutilizados.

Desemboca el tramo de escalera que sube a la segunda planta frente a una ventana de las dos que dispone esta estancia con vistas a granada. Sin ningún género de dudas la que esta mas al sureste, fue en otro tiempo una puerta de entrada a la torre.

Segunda planta.- es una estancia de 5.70 por 6,00 metros, cubierta con un techo de gruesas vigas apeadas en zapatas con corte de pecho de paloma y viguetas trasversales sosteniendo el entablado, sobre el que descansa la terraza antes estaría la bóveda que hemos comentado más arriba.

Es obra posterior a la reconquista, no sabemos exactamente cuando se construyo está cubierta, pero sin lugar a dudas debió permanecer bastante tiempo sin reconstruir, ya que, las piedras labradas de las esquinas, más cercanas al suelo, están atacadas por la humedad que dan los escombros del derribo, por la alta degradación que se aprecia en las mismas y que con ocasión de las reformas que tanto hemos mencionado, se han sustituido aquellas que lo necesitaban.

Detalle arco escalera 1 PlantaFlor de Lis en arcos

Detalles de la flor de Lis y diferencias constructivas del yeso.

En esta estancia no quedan restos de yeserías ni decoración primorosa como hemos estado hablando en la planta primera, la impresión apriorística por los restos conservados en la escalera es que debió disponer de ella, quizás como hemos dicho anteriormente, debido al tiempo que debió de permanecer a la intemperie sin cubierta, y al material empleado (yeso) se deterioro lo suficiente como para que, sus nuevos inquilinos no la conservaran.

Un arco análogo al descrito anteriormente y en la misma posición del anterior en el arranque a la escalera del tramo que conduce a la azotea y que parece originario, aunque nos decantamos por una imitación del anterior de época mas tardía, que bien se pudo realizar en las primeras reformas, de las al menos cuatro importantes que se pueden apreciar en el conjunto de la torre. En este arco se dispone un ventanuco incrustado en el semicírculo del mismo, que por dentro está perfectamente terminado con la decoración, pero que por fuera se aprecia una pega de ladrillos que lo rodea y no se ajusta a las terminaciones exteriores del resto de la torre, por lo que estimamos es un añadido a la construcción originaria y desde luego anterior a la destrucción de la bóveda del piso superior y posterior al de la primera planta, al que trata de imitarlo, pero los elementos decorativos son distintos y la ejecución consigue una gran belleza pero no la perfección del primero.

También como el anterior, este arco está adornado con un lema en caracteres africanos, con las dos siguientes invocaciones: “Para ti la salvación.- Para ti la gloria eterna.”

Las yeserías de la torre según Torres Balbas parecen de época avanzada, finales del siglo XIV o del XV, aunque mi impresión, por la inspección ocular realizada durante los trabajos de resanado realizados recientemente, es que al menos, debemos distinguir tres fases de yeso. Se distinguen claramente por la textura el color y el acabado del mismo, una primera originaria, que estaría representada por los arcos de herradura y los capiteles de la primera planta etc., que sin lugar a dudas son muy anteriores a las fecha que los data don

Leopoldo, una segunda, que estaría representada por los restos claramente nazaríes, que están cerca del balcón que da a la plaza y la ultima que se realizaría con las últimas reformas del siglo XV, estos últimos yesos son de una elaboración y figuración simple y tosca, desentonando con el resto, mucho más elaborado y perfecto.

Detalles Flor de Lis en arcos de escalera, subida a la segunda y tercera planta.

Los peldaños de ese trozo de escalera, son de mamperlanes de madera y huella y contra huella de ladrillo, sus muros tuvieron decoración con líneas rehundidas en tramas diversas pero más toscas y peor acabadas que las del tramo anterior.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Sillares de la esquina Suroeste de la torre de Gabia, con señales de los tipos de polipastos empleados para izarlos.

Breve historia de la Torre de Gabia.-

Desconocemos por documentos escritos quien construyo esta torre y el uso al que se destino a lo largo de su historia, si nos limitamos a buscarla solo con el nombre de Gabia. (Ó Gaviar).

Sabemos que este nombre, o variantes del mismo, no aparece en documentos escritos, hasta que Aben Al-jatib, en su introducción a la Ihata, al hacer el catalogo de los pueblos de la jurisdicción de Granada, con el nombre Gaviar Alcobra, (Gawiyar Alcobra, seria la traducción más correcta de la grafía representada en su texto, aunque el traductor egipcio del texto original, lo confundió con Gadir Alcobra) lo que hace que esta torre y la población que la circunda sea muy anterior a esta fecha. Como sabemos por los restos arqueológicos encontrados, en la Cuesta de los Chinos, al menos, existió un hábitat continuado de población desde la prehistoria más remota y de alguna forma debería llamarse. Encontrar las claves para poder ubicarla en esa historia escrita, lo haremos en otro capítulo de este libro. Lo que si podemos hacer desde el punto de vista conjetural, es traer aquí relatos históricos que por su proximidad geográfica ó significación del relato puedan aclarar aspectos tan oscuros.

Algunos años después de la invasión árabe y por los 844 de nuestra era cristiana, Husan Ben Dirar, notable caudillo que puso sus armas en España a favor de la causa muslina, para apaciguar rencillas y constantes disturbios que existían entre las tribus orientales que vinieron a la península con la invasión musulmana ( pues los árabes y africanos eran rivales de los sirios y egipcios) para calmar estas divergencias, Hussan repartió las tribus enemigas en lugares que por su horizonte y terreno fuesen de alguna semejanza con su país de natal. En esta distribución los árabes de Damasco, que habían constituido la guardia real de Baleg, caudillo vencido en la anterior contienda, se establecieron en la vega de Granada, muy semejante a la región de Siria de donde procedían. Los soldados damasquinos, posicionados de un terreno tan fértil, ocuparon sus aldeas y fundaron otras nuevas en las márgenes del Genil, fortificando muchas de ellas con sólidos edificios en las que se parapetaran para defender sus nuevas posiciones.

Entre las fortificaciones defensivas que edificaron por este tiempo los árabes en la vega Granadina debemos contar la torre de Alhendín, hoy destruida, fundada por las tribus yemeníes de Hendam (26). Como hemos podido comprobar, esta torre no estaba totalmente destruida y después de visualizar sus restos, me atrevo a conjeturar que la construcción de la misma es mucho más tardía que la Torre de Gabia.

También traemos a colación un relato de Alfonso el Sabio, cronista de su padre Fernando III cuando este entro en la Vega de Granada en la primera mitad del siglo XIII (27), después de rendir a Loja y ocupar Alhama, nos dice “ …era muy rica cosa, pues en ella se elevan aldeas risueñas y deleitosas granjas; y el gusto voluptuoso de los árabes la había hermoseado en cotos , con jardines y con torres gigantescas que aunque severas exteriormente, estaban labradas en el interior con jaspes, con techumbre de nácar y con deleitosos colores de púrpura y de oro (28). Este relato se ajusta perfectamente por la descripción geográfica y por las expresiones referidas a la ornamentación tanto externa cono interna de la Torre.

En las postrimerías de la dominación musulmana en Granada, esta fortaleza adquirió gran importancia por defender las vías de comunicación entre la capital y las plazas fuertes de Alhama y Loja. Asta que esta torre no estuvo claramente afianzada en poder de los Reyes Católicos, no se pudo cambiar el asentamiento Real a Santa Fe.

“En la mitad del mes de Recheb del año 895, (Calendario Musulmán) viendo el rey cristiano que no había entrada ninguna para él, en los alrededores de Granada y que esta estaba perfectamente defendida por jinetes e infantes que la protegían por todos los sitios y lugares, con la ayuda de dios y su poderoso auxilio y que no encontraba ocasión ninguna para lograr su intento, se alejo de ella. Y conquisto la torre de Gaviar y la agrego a las fortalezas de los mudéjares, guarneciéndola con gente de la arquería, con otro destacamento de cristianos y con muchas cosas de alimentos, municiones y de instrumentos de guerra, y pobló de igual modo la fortaleza de la Malaha, proveyéndola lo mismo que esta. Después regreso a Castilla (29).”

La torre y sus pertenencias afines, como refiere Hornillos Escribanos, fue dejada, tras la reconquista en manos de Pero López zagal y en esta familia debió de continuar hasta 1570, que aparece en el registro de apeo de ese año, a nombre de Doña Maria Zagal y puede que con la expulsión de los moriscos, pase a manos del cristiano viejo Mansilla, residente en Granada, ya que se encuentra en su poder en 1572.

(1).- La Santa Hermandad o Inquisición, tenia presencia institucional en esta zona de la Vega de Granada en nuestra población y en Otura en este tiempo.

(2).- Las medidas actuales de la Plaza del Fuerte son aproximadamente 1.075 m2, (dos marjales). La plaza mas la  manzana de la Torre 2,234 m2, y el conjunto hasta la calle Motril 11.500 m2. La manzana completa desde la calle  Molinos hasta la calle Motril aproximadamente 60.204 m2. Como podemos comprobar, la magnitud de la Alcazaba existente en este recinto amurallado estaría entre los 2.230 m2 de la manzana de La Torre y los 50.000 m2 que hay de diferencia entre la extensión total y los 11.500 m2. de la plaza mas el terreno de la calle Motril, como se puede apreciar en los muros de la Torre, esta zona daba al recinto exterior de la misma, por tanto el crecimiento de las edificaciones serian Este y Norte respecto al Torreón que hoy conocemos.

(3).- La Torre de Gabia tenia en propiedad en la alquería dos hazas y una viña, (AHCG, libro 1293 foli0 12V  (fundamentalmente Torres Balbas), preocupados por darle mayor antigüedad a las construcciones granadinas, dentro de los entornos de la Vega.

(4).- Yo he nacido y me hice mayor en la calle Fuerte número 14, a menos de 10 metros de la entrada sur de la Torre.

(5).- Nos dice Francisco Henríquez de Jorquera, siglo XVII, en su obra Lugares de la Vega de Granada: “fue fundada por godos, según indicios de su castillo, ampliada por los mahometanos…., p. 165.

(6).- Crónica de los Reyes Católicos. Vol. Segundo pp. 124-125

(7).- Este manuscrito se termino de escribir en 1538 da noticias sobre los Reyes Nazaritas o las capitulaciones de Granada y emigración de los andaluces a Larache 1940 pp. 32-40 había tenido en los avatares de la vida de la ciudad de Granada y el temor a que estos se pudieran repetir según el escrito de Doña Juana, que mas adelante veremos literalmente.

Solo en la primavera de 1498 se derribaron las siguientes fortalezas:

“Huénejar, Iznalloz, Colomera, Alfacar, Béjar, Andarax, Tolox, Yunquera, El Burgo, Competa, Frigiliana, Gorafe, Alicun, Montejicar, Monda, Zagra, El Salar”.

Conocemos el nombre de los alcaides de las fortalezas del Reino de Granada en 1492, el de Gavia se llamaba Fernán Moro, con una asignación de tenencia de 20.000 maravedí, la más baja de todas junto a la del Salar. La más alta corresponde a la Alhambra que detentaba el Conde de Tendilla con 365.000 maravedí.

(8).- Este dato lo conocemos por la profesora de la Universidad de Granada Mari Carmen Villanueva Rico en su libro: Habices de las Mezquitas de la Ciudad de Granada y sus alquerías, donde relaciona AL-Balat con Las Gabias. La cora de Ilbira en los siglos X y XI, relaciona 14 lugares en la región occidental de la Vega granadina. Todos ellos sin excepción, son aqalin, esto es, zonas de agricultura intensiva. Región muy poblada desde la antigüedad, donde abundan topónimos latinos como Qanb, Balus, Balyarnis y “al-balat”,(¿las Gabias?).                                                             Gadir significa en fenicio castillo, o recinto murado. Entiendo que con los Púnicos tendría el mismo significado. Si esta apreciación fuera cierta para nuestro pueblo, podríamos encontrarnos con un dato que nos llevaría a pensar en un recinto amurallado mucho mas antiguo que la datación data hasta ahora al Torreón.

(9).- Este Arquitecto escribió en la revista Al-Andalus sobre la torre de Gabia en los años 1953 y 1959. Aunque pudo ser influenciado por el boletín del Centro Artístico Nº 3 del 1887. Conocemos por otros autores tan importantes como: Henríquez de Jorquera que en 1884, lo califica como castillo o palacio Godo y en 1886 Antonio Almagro Cárdenas, que escribió una monografía sobre esta torre en la revista Museo granadino de antigüedades árabes (pp.179-190), donde indica, tras el análisis del conjunto gran antigüedad, anterior a la Alhambra, aunque reconoce no poseer datos históricos concluyentes, su opinión es que esta fortaleza se construyo en los primeros tiempos de la dominación árabe. (Yo diría mas bien, se reconstruyo), de él he tomado los lemas traducidos de la caligrafía que se me antoja Nahij, existentes en los arcos de las alacenas de la escalera de subida a la planta segunda y de esta a la tercera.

(10).- Es el propio Torres Balbas quien nos informa de que esta construido con piedra de Gabia. He encontrado piedras labradas como las de esta Torre, una de ellas con uno de los bordes decorado, consistente en dos rebajes circulares de unos cinco centímetros cada uno en ángulo recto, como si fueran de una cornisa en los ”Repartimientos” antiguos del agua en el rió Dilar, cerca del cortijo del Marchal.

(11).– Porque El-Zagal pudo pasar a ser dueño de la Torre de Gabia, es un tema poco estudiado. Aunque no podemos afirmar que Pero López, el Zagal, que aparece como propietario en el pleito del desmoche de la Torre de Gabia sea el mismo de este relato, si estamos convencidos que, con una alta probabilidad se corresponden dichas identidades, o bien es uno de sus hijos.

Es más que probable que el Rey Don Fernando en pago de los múltiples servicios que le presto este contra Boadil, que era tío suyo, recibiera entre otras propiedades, parte de las salinas de la Mala y otras propiedades y porque no la citada Torre, por las ayudas prestadas en la reconquista de Granada.

“El Rey Fernando puso cerco sobre Baza, muy fuerte, donde hubo grandes batallas y escaramuzas entre Moros y Cristianos, los cuales el cristiano cronista tiene escritas. Vino Baza a tanta necesidad, que pidió socorro al Rey viejo que estava en Guadix y el Rey de Granada, su sobrino; mas el de Granada no quiso enviar socorro. Su tío envió gran socorro de gente y mantenimientos. Muchos Moros de Granada comenzaron a alborotar la ciudad, diciendo que los Cristianos ganaban el Reino y no eran los Moros socorridos, que era mal hecho.

Finalmente Baça se dio y Almería y Guadix, porque el Rey viejo (se están refiriendo al Zagal) se las entrego.

Don Fernando de Castilla, victorioso Rey, le hizo merced al Rey Viejo de ciertos lugares en que viviese con la renta dellos: mas el Moro, al cabo de poco tiempo, se pasó a África. Como se dio Almería, Guadix y Baza, se le entregaron al Rey Cristiano todas las fuerzas y castillos y lugares del Reino de Granada, que no quedaba mas de Granada por Ganar”.

La Torre y sus pertenencias afines, como refiere Hornillos Escribanos, fue dejada, tras la reconquista en manos de Pero López zagal y en esta familia debió de continuar hasta 1570, que aparece en el registro de apeo de ese año, a nombre de Doña Maria Zagal y puede que con la expulsión de los moriscos, pase a manos del cristiano viejo Mansilla, residente en Granada, ya que se encuentra en su poder en 1572.

(12).- Este Pero López Zagal, debía ser el tío de Boabdil y hermano de Muley Hacen, que fue rey de Granada, con el nombre de Muhammad XIII en 1485-1486, se desprende de la carta de Doña Juana, al indicar que había sido meced de su padre Don Fernando y sabemos por otros documentos que el Rey Católico, cedió parte de las salinas de La Malaha y otras prebendas Al-Zagal, cuando entrego las ciudades de Guadix y otras, además de por ayudar a los Reyes Católicos para la conquista entre otras, precisamente de esta torre. Aunque no cuadran las fechas ya que sabemos que El Zagal se fue a África antes de la toma definitiva de la ciudad de Granada, posiblemente en 1490. Puede que estuviera en poder de la familia como se vera mas tarde. En el Libro de Apeos de 1572 de Gabia Chica, se encuentra una Maria Zagala con 100 marjales de viñas y olivar en una sola hoja, en el pago del Defla, que se encontraba entre el cortijo del Marchal y Alhendin.

(13).- Conocemos por los libros de Hábices de 1548 de la existencia de una “Alcazava de Gaviar”

(14).- Es necesario tener en cuenta el paso de la acequia principal que riega las Viñas, por la calle Molinos.

En el mismo libro de apeos citado anteriormente se recoge al hablar de las acequias de Gabia Chica “Acequia de la Alcazava”. En el caso de Alhendin existe también una acequia de la Alcazava

(15).– Dispongo de fotocopia de un grabado del siglo XVII, donde se ven y sita los dos castillos de Granada, y con reservas, estaría por asegurar que uno de ellos es el Gabia, donde se aprecia tres torres mas y la actual unidas por una muralla que esta caída en la parte sur.

(16).– Se denomina así a la torre más importante de una fortaleza, que contenía por lo general las salas nobles y que, por poseer elementos defensivos propios, podía independizarse del resto e la fortificación en caso de necesidad y constituir su último reducto. Era en esta torre don de se celebraba la ceremonia de juramento de fidelidad u homenaje al señor.

(17).- Esta forma de construcción en tapial se realizaba en Gabia en algunos casos, hasta bien entrados los años cincuenta del siglo XX.

(18).- El día 1 de agosto del 2000, Javier Aragón como alcalde de Las Gabias compra la Torre a Maria Benita Blasco López Rubio para uso público. Dado el estado de abandono en que se encontraba la Torre el Ayuntamiento encarga el proyecto de restauración al arquitecto Salvador Algarra López de Diego, que asciende 225.000 euros. También se nombra un arqueólogo de la Universidad de Granada, José Álvarez.

(19).- Almagro Cárdenas y Torres Balbas así lo recogen en sus trabajos sobre dicha Torre.

(20).- Churra significa en árabe chorro de agua. Por su posición en pequeña ladera del Fuerte, no sería de extrañar existieran antiguamente “remanaos” de agua como ocurre todavía un poco más arriba en la Cañada Honda.

(21).- Este párrafo está recogido del trabajo realizado por Torres Balbas, donde se puede apreciar que aun no estaba realizada la puerta de acceso a esta planta desde el exterior. Yo que he nacido y criado en la plaza del Fuerte, tenía una sensación que esta planta que estamos tratando, no tenía acceso desde el exterior.

(22).- Me he detenido en el análisis de este hueco con arco de gallones y arquivolta de lóbulos, cegado como otros que dan a la escalera, pero este a mi modo de ver es distinto, no le encuentro la utilidad decorativa salvo que conectara con otras estancias, si este en otro momento estuvo abierto, antes de que se realizara el balcón que da a la plaza del fuerte. Coincide con la perpendicular donde presumiblemente estaba la muralla.

(23).-En el siglo IX de nuestra era, en cuya época el califa Mohammed I edifico en ella ( se esta refiriendo a Elvira) una grande y suntuosa aljama ó mezquita mayor, de que hace mención el celebre historiador Ebn Hayán, que escribía a últimos del siglo X ó primeros del XI. Este escritor, según se colige de un pasaje suyo citado por Ebn Aljathib en la introducción de la Ihatha, estuvo en Elvira y visito aquella aljama; pues atestigua su pasada grandeza por los vestigios notables y permanentes que se conservan de ella en su tiempo y copia la inscripción que se leia en su mihrab y era la siguiente: “En nombre de Dios grande este edificio de Dios le mando construir el emir Mohammed Ebn Abderrahman a quien dios ennoblezca, esperando su recompensa y su dilatada protección. Acabase con la ayuda de Dios por mandato de Abadía, su amil en la cora de Elvira en el mes de Dzulcada del año 280” (diciembre del 864 de la era cristiana). Edificase según el mismo Ebn Hayar, por la traza o plano que dio Hanax Ebn Abadía el Sanan el Xafeir. Al terminar el siglo IV de la Hegira, o sea al empezar el X de nuestra era, consta por los autores árabes contemporáneos que Elvira seguía siendo la Hadhira o corte de aquella comarca y que Granada era una fortaleza en sus inmediaciones, pues el mencionado Ebn Hayan historiador de gran autoridad y poco posterior a aquella época al relatar los sucesos del tiempo a que se refiere, menciona terminantemente el castillo de Granada en las cercanías de Medina Elvira, testimonio que reproduce Ebo Alabbar el Valenciano citando lo siguiente: Por aquel mismo tiempo o poco antes el famoso caudillo Sawar Ebn Hamrun edifico en Granada el Castillo de la Alhambra (Casaba ó Alcalá Alarma)

(24).- La traducción de los lemas la he tomado de Almagro Cárdenas, aunque la he contrastado con el Departamento de Árabe de la Universidad de Cádiz. Cada Rey solía tener su propio lema, este señalado este arco de escalera y el siguiente distinto del anterior no he conseguido identificar el monarca que los utilizo.

(25).- Su forma no se asemeja a la simbología frecuente utilizada históricamente, pero desde luego, su parecido es tan grande que no cabe error definirla como tal. En algún momento y de manera monográfica deberé tratar esta simbología, que se encuentra también, en los barrotes de las ventanas redondas de la Ermita singularidad, las estrellas que adornan la parte inferior del arco que da entrada a la escalera.

(26).- Véase Almakkari, según Simonet en su Descripción del Reino de Granada

(27).- Por estas fechas la Alhambra no tendría el esplendor que tiene hoy, las grandes construcciones de este monumento son posteriores.

(28).- La Fuente Alcántara. Historia de Granada, tomo XI pag. 295.

(29).- Narración anónima árabe titulada: Narración de los principales sucesos de la terminación del Reino Nazarí, publicada en 1863 por M. J. Muller.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *