La piedra del depósito viejo “Caballo de Piedra”.-

Al-Udri, geógrafo de Dalias, recoge una anécdota en su Geografía sobre Al-Andalus: “Cuentan que había en la región (nahiya) de Elvira una especie de talismán protector, en forma de caballo de piedra, los niños se subían a él hasta que se rompió la estatua, se abatió la fitna sobre Elvira y entraron en ella los bereberes;  fue aquel año el comienzo de su ruina”.1

 Esta frase nos hace pensar, después de analizar lo que sabemos de los orígenes de Las Gabias, ¿porque no puede ser esta piedra la misma que Al-Udri nos cita allá por el siglo XI.?

Cuando fotografié por primera vez este elemento emblemático para los Gabirros, por haber presenciado durante generaciones, la costumbre de todo tipo de personas, pero sobre todo los mayores, se habían sentado en la misma, de forma cotidiana, bien cuando los “despajadores” y cordeleros realizaban sus faenas enfrente mismo, o bien, cuando la mirada curiosa, se entretenía observando el paso de la yunta cargada de mies, el coche que bajaba del Temple, el camión rebozando tierra o ladrillos etc. etc., no pude por menos recordar el párrafo que había leído hacia muchísimo tiempo atrás, porque tuve el convencimiento que esta piedra tan familiar para todos nosotros, se me representaba como la silla de un caballo. ¿Y porque no un caballo, como el del texto?
Si nos fijamos detenidamente en la ubicación o lugar donde se encuentra hoy, debe ser el mismo con escasos metros de diferencia, que el originario narrado por esta historia, podemos observar que se abre un nuevo camino para la entrada de Gabia la Grande, conocemos que la antigua realenga (camino real), dirección este-oeste 2 no pasaba por el lugar en cuestión. Pero además se abre una nueva vía, dirección norte-sur, para llegar donde se encuentra la piedra, el camino usado para esta ruta desde siempre, es la antigua calle Motril. Por lo tanto, este cruce de caminos distinto al de las cuatro esquinas, debe tener un significado particular sobre todo por la proximidad entre ellos. Debemos pensar que las edificaciones en el tiempo que estamos tratando, no llegaban como hoy hasta este lugar, nosotros que no somos mayores, hemos visto como toda esa zona estaba llena de eras y pedregales 3.
La cercanía de la ermita también nos debe hacer pensar, si se confirma su antigüedad anterior a la reconquista 4. ¿Porque se ubico la Ermita en ese lugar?. Una explicación razonable podríamos encontrar al entender que  la fama de este elemento talismán, atrajera gran afluencia de personas curiosas por ver la piedra, esto haría que fuera necesario que alguien indicara el lugar exacto donde se encontraba, lo que  ocasionaría que permaneciera alguna persona en sus cercanías, precisamente en el otero donde se encuentra la Ermita, que con el paso del tiempo se fue generando un habitad mas permanente, dando ocasión por el sentido iniciativo originario, que este lugar fuera de culto, independientemente de la religión que imperara en cada momento. Digo esto, porque aunque la frase es del siglo XI, se refiere a hechos al menos del IX. Pero podríamos preguntarnos, ¿porque no puede ser anterior a esta fecha, la fama de la misma?. Creo sin lugar a dudas, que esta piedra esta en la ubicación actual mucho antes a las  fechas  que nos estamos refiriendo.

Por el tipo de piedra que es, de un color verde intenso, muy dura, de apariencia en la textura y composición extraña, quizás marmórea o serpentina, de un raro atractivo para el que la observa, distinta a todas las que encontramos en los entornos de la vega, posiblemente debió de ser trasportada para la construcción de alguna figura o pieza de decoración, ¿Porque no, para el monumento que hoy llamamos la Mina “Toleo”, tan rico en ornamentación de piedras en distintos colores y materiales tan diversos?. ¿Que le hace tan atractiva al tacto?, sera por el efecto de la erosión del agua en algún cause de rió cercano. ¿ Porque la creencia de los habitantes de Ilbira en sus poderes benefactores para la ciudad?. Son muchas preguntas sin respuesta, pero la piedra sigue en el mismo sitio durante generaciones y nadie se ha atrevido a quitarla.
Por las referencias que nos da el autor, podemos apreciar que lo que denominaban “caballo de piedra” tenía para los habitantes de Madinat Ilbira, un sentido protector y benefactor que atraía la buena suerte del conjunto de la población, pero no podemos olvidar que, también debía tener otro elemento que iría  unido al anterior de protección individual de las personas que tocaran lo que consideraban un talismán o amuleto, quizás sea esta la razón  para que fuera visitada en las distintas épocas. Desde siempre, los mayores de nuestro pueblo se sentaban en ella, posiblemente este hecho inconsciente, sea lo que nos queda hoy, de aquella fe en los poderes sobrenaturales y mágicos de la misma.

.Piedra del deposito rota

La piedra del deposito viejo 

Cuantos hechizos se habrán fraguado, cuanto misticismo y espiritualidad se habrá dado en los continuos reposos callados de las personas que ocuparon durante generaciones la silla de piedra que se le ofrecía en el cruce de caminos, cuantos últimos pensamientos sobre la vida, el amor, el trabajo, la amistad, el bienestar, la tierra, el agua el frió y el calor. Cuanta  energía de pensamiento concentrada en este lugar, que riqueza para poderla contar, y aun hoy, sigue aumentando, porque no paran de permanecer en este entorno, multitud de personas que recrean su espíritu, amplían sus relaciones, conforman el paso del tiempo y sobre todo, activan una vida en la calle que se pierde.
En la parte ultima del párrafo, nos indica Al-Udri que, la decadencia o ruina de la ciudad comenzó cuando el caballo de piedra se rompió, el año que entraron los Bereberes. Esta parte del párrafo, nos lanza dos mensajes, dando a entender que fueron estos extranjeros los que con sus manejos y desmanes ocasionaron la caída de la ciudad y otro mas directo, que nos interesa a nosotros para lo que queremos demostrar, como es el hecho en si de su rotura. Si apreciamos la fotografía segunda, nos daremos cuenta que esta piedra que tenemos hoy enfrente del depósito viejo del agua y que no sabemos a ciencia cierta si es la misma que estamos analizando, esta rota, como describe el famoso historiador musulmán. Analizar los avatares históricos de la caída de Madinat Ilbira lo dejaremos para otra ocasión, por que la  extensión del tema nos llevaría un espacio tan amplio, que no disponemos.
Que podemos hacer para activar una tradición que sin lugar a dudas, algo de realidad intrínseca debía tener la piedra talismán que  proporcionaba bienestar, suerte, salud y larga vida.
Me parece interesante activar esta tradición, otros con menos han conseguido que sus poblaciones sean visitadas, aumentado su riqueza y conocimiento, desarrollado su cultura,  la historia de sus pueblos, ampliado las miras de sus habitantes hacia la importancia de lo histórico y de los restos arqueológicos que diariamente  se ocultan, en los trabajos de explanación de solares y tierras de labranza, impidiendo con ello la reconstrucción de  nuestro pasado, ocasionando la perdida de materiales, algunos irrepetibles, para la definición de nuestra identidad histórica.
De una cosa estoy convencido, algo de mágico debe tener esta piedra, porque la longevidad de las personas que la han disfrutado en sus descansos es manifiestamente clara, la vida media de los que la han usado es muy alta, los amaneceres y atardeceres parecen distintos, este punto de la población esta llena de gratas sensaciones, la luz ilumina mas plena, las vibraciones de nuestros corazones se hacen mas pausadas y placenteras, el descanso de nuestro espíritu se consigue solo con permanecer escasos minutos, vivir se vuelve mas fácil si reposas y meditas  sentado en el talismán o “caballo de piedra”, se olvidan y ahuyentan las penas, apareciendo caminos en donde solo hay escollos, en definitiva engrandece nuestra perspectiva personal.

1 Al-Himyari, RASD, 29 texto, 37 trad.

2 Este camino real pasaba por las cercanías de la Mina Toleo, siguiendo el camino hondo, por donde hoy se encuentra el matadero, pasaba cerca de la cruz mocha, hasta pasar por el puente viejo de la Cañada Honda y seguir por lo que luego se llamo la trocha, que es la misma dirección que lleva hoy la carretera. Para la dirección este, seguía por Machuchón, La Gloria, por la Carretera nueva y salir al Camino de Purchil, ya en Granada.

3 Aunque en otro tiempo pudo no ser así, sobre todo en la parte este del camino, hoy calle Acera de la virgen, que a una distancia de unos seis u ocho metros y a todo lo largo del mismo, un muro de al menos un metro de anchura construido con la piedra de las canteras del camino de la  Atalaya, que podría significar una protección no muy antigua, para la población. Esto lo he apreciado en algunos de los derribos de casas que se han realizado en diferentes tramos del mismo.

4 En los libros de Hábices de 1501, aparece la ermita y junto a ella una casa que habita una negra de por Dios. Dice textualmente “esta caída”, refiriéndose a la esta. Sin lugar a dudas no tenia la configuración actual, creo que solo estaría construido el habitáculo donde se encuentra el camarín de la virgen y la parte anexa al mismo. Digo esto por razones que explicare en su momento, cuando hablemos de la construcción y conservación de la Ermita.

 

You may also like...

2 Responses

  1. me he quedado maravillado por este trabajo, es precioso y preciso, aunque no sea de Las Gabias, si que estoy muy unido a ella por matrimonio con una de sus hijas, Nieves Rodriguez Jimenez , desde el año 1968, naciendo alli tambien mi hijo mayor…gracias Alfonso por darme tan profunda y bella lectura…enhorabuena

    • Alfonso Rodríguez Jímenez dice:

      Muchísimas gracias Guillermo por tus palabras de aliento, llevo muchos años dedicandome a esto de la historia de Las Gabias, tengo bastante material sin publicar y mas temas investigando en los textos, pero la historia de Gabia parece que este maldita en los mismos y todo cuesta más esfuerzo,pero me sirve de estímulo para proseguir en la tarea de desentrañar los acontecimientos más notables de las gentes que han vivido en estas tierras.
      Quiero recordarte, a tu mujer por tener los mismos apellidos que yo, también la ubico y si me apuras algún parentesco lejano existe entre las familias, para mi, la salida de mi pueblo tan joven, me hizo recordar permanentemente los lugares y las personas de mi niñez y quizás este hecho me motivara a estar interesado en todo lo relacionado con Gabia.
      Si algún tema en especial te interesa y aun no esta recogido en estos escritos, te ruego me lo indiques y si esta preparado te lo mando.
      Te envío un saludo con afecto desde Cádiz donde vivo desde el año 1969.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *